LUCHARETT POR TI PRINCESA EN MARATON DE SEVILLA

18.02.2019

LUCHARETT POR TI PRINCESA EN EL MARATON DE SEVILLA

Este Domingo ha sido uno de los maratones mas especiales que hay en España, el Maratón de Sevilla , es una cita obligada y por quinto año consecutivo me decidí a correrlo . Es un maratón muy plano y perfecto para hacer buena marca y para saber como están las piernas a estas alturas de la temporada .

Este era un maratón diferente , por muchos motivos personales que yo entiendo, por muchos días por trabajo fuera de casa, por muchas cosas en la cabeza , pero al final cuando llega la hora de la verdad todo eso se olvida y ahí esta uno de los retos de estas carreras . Voy a intentar contar lo que he vivido durante el sábado , domingo y un poco del lunes , es decir, el pre y post maratón.

SÁBADO

Llego a Sevilla a mediodía y me voy a por el dorsal, es la primera vez que voy sólo y soy muy rápido, cojo dorsal y me voy... nada de cotillear los stands ni fotos ... Veo a Victor y nos hacemos una foto. Siempre me parece alucinante que entre 15000 personas te acabes encontrando a gente.

Como un filete empanado con patatas en un restaurante al lado de la feria del corredor y me voy al hotel , dejo la bolsa , me pongo los auriculares y me voy a pasear por Sevilla . La temperatura es increíble y no me apetece pensar, pensar en el dolor del gemelo que lleva unos días fastidiándome . Así que paseo y me distraigo .

Hay quien el día de antes de un Maratón se pone nervioso , o se tensa , o tiene costumbres fijas . YO la verdad que nada de nada , supongo que será que llevo muchos hechos pero al final es una fiesta , es el día de disfrutar , y ponerse nervioso no ayuda . No confundir con dejar de tenerle respeto a esta distancia tan dura , eso le tengo y mucho . Pero el día de la carrera es para disfrutarlo y sufrirlo , es para demostrarte el por qué estas día tras día entrenando.

Hago la foto de la equipación , la cuelgo en las redes y me voy a cenar . Meyer viene a hacer su segundo maraton y aprovecho para quedar con ella y su hermano. Llevo todo el día sólo y hablar con alguien me irá bien .

DOMINGO

Me levanto a las 6.15 y a las 6.30 ya estoy devorando el buffet para el desayuno , hay que desayunar bien! Bocadillos de jamón y queso! Un clásico . Por suerte estoy en un hotel que está a 15 minutos de la salida y voy con mas calma que en otras carreras . A las 8 estoy ya en mi cajón , llamo por teléfono, me distraigo con el móvil y empiezo a calentar un poco . Calentar un poco es ... dar saltitos dentro del cajón de salida y estirar un poco . Tengo por delante 42 km , para qué voy a calentar?

A las 8.29 cierro los ojos , me olvido del mundo y del ruido , me centro en dar las gracias a mis " angelitos" por cuidarme y a todas las personas que me apoyan y me preparo para hacer lo que sé hacer , DARLO TODO . Esa es la idea hoy, acabar vacío . 4 selfies y salimos!

He cogido muy buen puesto en la salida y desde el primer minuto se puede correr bien , me encuentro bien, contento y pongo un ritmo rápido , 4.20 el km . Me adelanta Pedro , veo a la madre de Juan , van pasando los km y voy escuchando el programa de radio de siempre y mirando el reloj más de la cuenta pero hoy quiero apretar todo lo que pueda .

En el km 6 me pilla Andrés, hizo conmigo el Ultraman de Benicassim , y nos ponemos a hablar durante 8 kms a ritmo de 4.15 . Se nota que vamos frescos todavía y aunque voy un poco mas rápido de lo que debería ir me dejo llevar .

En el km 15 noto que voy demasiado rápido y dejo ir a Andrés un poco , bajo 3 o 4 segundos mi ritmo para ir mas cómodo , voy todo el rato entre 4.15 y 4.20 y hasta el km 21 me encuentro genial .

Voy pensando en mis cosas , con una sonrisa , disfrutando de Sevilla , sorprendente bien para lo cansado que tengo las piernas , pero no lo pienso, sólo corro , sólo voy mirando los km pintados en el suelo, intento fijarme en la gente, en como sufre y disfruta a la vez .

Paso la media maratón 2 minutos mas rápido de lo que pensaba hacer 1 hora 23 y 30 segundos, " Tomi que vas muy rápido" voy pensando pero no aflojo, mientras tenga piernas, vamos a intentarlo . La idea de la carrera es hacer entre 3.10 y 3.15 si las piernas lo permiten .

En el paso por el medio maratón se me ponen los pelos de punta cuando el speaker me mira y dice " rett ... porque cada uno hace esta distancia por una lucha... " ufff . Os aseguro que escuchar eso hace que casi rompa a llorar . Porque es así , estoy ahí por mi y por mis princesas, para dar difusión del síndrome de RETT, para que todo el mundo conozca esta maldita enfermedad . ( luego miraré el móvil y veo que Alberto y , el padre de Berta, ha estado siguiéndome toda la carrera )

Llego al km 27 y empiezo a notar que mi ritmo ya no es el mismo, que me cuesta más , y trato de poner el 4.30 en mi reloj . Noto que los isquitibiales empiezan a notar el ritmo alto y toca tirar de cabeza para no aflojar , para seguir km a km , restando km para la meta .

Llego al km 32 y solo pienso en que quedan 10 más sólo , empiezo a tirar de pensamiento positivos , de recuerdos, de momentos, cambio de programa de radio para distraerme , sé que son 50 minutos como mucho de sufrir, pero que van a merecer la pena . Que lo puedo conseguir.

En el km 37 ya me es casi imposible mantener el ritmo tan alto y la cabeza empieza a fallar un poco , pero ya sólo son 5 . Y me acuerdo de ti y sonrío , y sé que lo voy a terminar . Sé que voy a hacer otro maratón más . Y sólo son 25 minutos mas de sufrimiento ... El Maratón es esto, es saber entender los subidones y bajones mentales que se tienen durante 42 km . Es notar como tus piernas dicen basta y a la vez tu cabeza les dice que mas fuerte . Es pensar en quien te quiere , es pensar en mis pekes , es darte cuenta de lo que tienes, eso es un maratón...ES LA VIDA . Nada es fácil .

En el km 40 mi cabeza sólo piensa en llegar ya! Cuanto antes , voy en hora para hacer 3.11 más o menos , no me lo creo . Y aquí me pasa lo mejor del maratón , ME PEGO UN OSTIÓN ¡!! Tal cual, voy justo por delante de la catedral de Sevilla, por donde pasa el tranvía , " empanado" y no veo que está la vía y zas , ostión! Ruedo como una croqueta y aunque me asusto porque una caída con ese cansancio puede hacer que te lesiones .. me levanto y no puedo parar de reír. Porque nunca me había pasado y con lo torpe que soy era raro .... Pero no tengo nada y sigo .

Km 41 y ahí ya estoy emocionado , sólo quiero llorar y aun me queda , intento calmarme y seguir , " aguanta un poco llorica " jeje me digo a mí mismo . Y de repente veo la meta y ya está , ahí me doy cuenta que lo voy a volver a conseguir, otro maratón más dándolo todo , porque llego " tieso" , tengo dolores en todos lados pero entro en meta con 3 horas 13 minutos .

En meta me encuentro con Juan y con Victor, mi cuerpo me pide sentarme, lo necesito , me molestan los isquiotibiales y me siento muy emocionado . Me siento entre dos coches y lloro , suelto toda la emoción que tenía acumulada , lloro de felicidad, de orgullo , de sentirme bien con lo que hago . Hay veces que me da por reir y otras por llorar , y hoy toco llorar . Me recupero un poco y veo a Andreu que viene a saludarme .

Y para postre... pues como Meyer estaba en su maratón la acompañé 11 km corriendo . Admito que no sé como he sido capaz de volver a correr 11 km más. Pero merecía la pena . Porque he tenido la suerte de ayudarla a acabar y porque he visto la otra parte del maratón. La parte de los corredores que van por encima de 5 horas, que tienen un mérito increíble , que no miran el reloj, que sólo piensan en terminar sin pensar en ninguna marca , que corren cuando las calles están medio vacías de público . Unos auténticos Runners .

Acabo con Meyer su Maratón y mis piernas no pueden más... y yo no puedo más ... Muchas horas casi sin comer, con 53 km en las piernas y tratando de estar sonriente . Me mareo en la meta, me siento... se me pasa...el cuerpo es sabio y me pide 2 minutos de tregua .

De camino al hotel voy feliz, una felicidad inexplicable , estoy tan cansado y dolorido muscularmente que casi no puedo andar , pero sólo me sale una sonrisa , porque la vida es jodidamente maravillosa y me ha dado la oportunidad de vivir otro maratón más . No he sido ni el primero , ni el último , pero he seguido acumulando mas momentos increíbles. Porque en el fondo eso es lo que persigo, sumar momentos ayudando a los demás .

LUNES

El lunes no soy persona , solo intentar levantarte de la cama ya es doloroso. Intento ponerme los pantalones y no soy capaz de coordinar para no caerme. Desastroso . Me miro al espejo y tengo una cara de Zombie que no puedo con ella , sólo me apetece tumbarme pero hay que trabajar . Tardaría menos en decir las cosas que no me duelen ... pero por dentro estoy tan tan tan contento y orgulloso que eso no hay dolor que lo resista . Porque cuando tienes esos dolores significa que lo has dado todo, que te has exprimido y que tu cuerpo se queja . Pero eso para los que hacemos deporte sabemos que es algo bueno y necesario .

Pero nadie me va a quitar la sensación del trabajo bien hecho , de haber difundido el síndrome de Rett por las calles de Sevilla, de haber sufrido y luchado esos 42 km , de una forma de vida enfocada al deporte , de ser como soy . Porque el lunes después de acabar un Maratón te sientes INVENCIBLE ¡!!