LUCHARETT POR TI PRINCESA EN MARATÓN DONOSTI

27.11.2019

LUCHARETT POR TI PRINCESA EN EL MARATÓN DE SAN SEBASTIÁN

Este fin de semana hemos podido conquistar el maratón de Donosti , he podido correr por sus calles y disfrutar de un maratón que hacía por primera vez . No ha sido fácil pero el síndrome de REtt ha vuelto a conquistar otro maratón más y ya van muchos .

Los meses de Noviembre y Diciembre se hacen complicados porque la temporada de triatlón se acaba, mentalmente estoy " poco " motivado y físicamente estoy " roto" , por eso estas carreras me cuestan más todavía . Porque tengo que usar todas mis energías en acabarlas , en conseguir motivarme , en controlar los dolores y no venirme abajo .

Me hago mayor... y mis piernas lo notan, bueno , notan la carga de km , la dureza de las pruebas , y cada vez están más lentas y pesadas . Eso parece fácil decirlo, pero lo difícil es hacerle entender a tu cabeza que los ritmos a los que antes corrías ya no los puedes alcanzar . Para los que corremos sabemos lo que cuesta , porque siempre queremos dar lo mejor , darlo todo , y ahora estoy en ese momento en el que cabeza y cuerpo deben juntarse .

Durante la semana previa al maratón tuve varios problemas de sobrecargas tanto en glúteo como tensor de la fascia lata ( como me gusta ese músculo jejeje) , pero cuando hacemos estos retos estamos acostumbrados a correr con dolores, con molestias, es lo habitual . Así que nada de desanimarse y sabía que tocaría sufrir un poco más de lo normal .

Como siempre voy a intentar contaros lo que viví en la carrera , os prometo que será más corto de lo habitual jejeje , allá vamos .

El viaje lo hice en tren , el sábado Manué ( amigo imaginario ) y yo salimos hacia Donosti , en el viaje un par de pelis, un poco de móvil y sin darnos cuenta ya habíamos llegado . Menudo viento hacía ¡! Rachas de 80 km hora que daban miedo, menos mal que para el día siguiente daban viento 0 . Dí un paseo hasta el hotel , paseando por la playa de la Concha , que es una pasada , y disfrutando del buen tiempo que hacía ( ironía ) .

La hora de comer.... Y eso en Donosti es un problema... porque está todo rico... vayas donde vayas , hay unos pinchos... unas raciones... y eso antes de un maratón .. no es bueno ... o sí! Me metí en un bar que daban el fútbol y comí un plato de Hongos , madre mía del amor hermosos... que buenos .... No sé si serán buenos para correr pero estaban de muerte .

Fui a por el dorsal y la organización del Maratón tuvo el detalle de darme un dorsal con el nombre de Berta, se me pusieron los pelos de punta, que pasada ver un dorsal con su nombre , es algo que me encanta . Porque para eso estamos allí, para que la gente conozca a Berta, lo que le pasa, lo que esta superando , su enfermedad, el síndrome de rett .Es lo que sabemos hacer , DIFUNDIR .

Después un poco de paseo, de relax, intentando que Manué me diera algo de conversación y a cenar , en estos pueblos no hacen más que comer y beber ... todos los bares llenos . Ví el fútbol en la tele , comí una pechuguita de pollo y a la habitación a preparar todo .

El ritual de preparar la ropa me encanta, tiro al suelo la ropa que me voy a poner en el maratón, lo hago en cada carrera , dorsal, camiseta, pantalón, calcetines, voy poniendo todo para darme cuenta que al día siguiente toca fiesta .

Durante el día he tenido dolores en las piernas , intento estirar en la habitación para autoengañarme que todo va bien y que no pasa nada . Son dolores típicos, me voy diciendo a mi mismo ...

Llega el día de la carrera, llueve pero no hace viento , desayuno rápido como siempre y me encuentro con Víctor y con Benja de camino a la salida, esperando al Bus . Estar con ellos me hace distraerme y no pensar , me va bien porque sin darme cuenta me encuentro en la meta , ya vamos a salir . Estoy listo y preparado , otra carrera más , otro maratón más , son sólo 42 km , por Berta , por su sonrisa , por ella. Vamos!!!

Los primeros km van bien, no, muy muy bien , en principio no iba a mirar el reloj, ni a pensar en ritmos, pero como siempre me "emociono" y me pongo a ritmos rápidos, sin darme cuenta me planto en el km 10 ... ya? Miro el reloj... Tomi ... donde vas? Sigo corriendo y disfrutando de las vistas, en el km 15 pasamos por la Concha, es precioso, me encanta el Norte . Sin darme cuenta estoy en la mitad de carrera , ya? Tan rápido ¿ si me encuentro muy bien? Ayyyy luego lo pagarás....

En el km 22 me entra hambre, esa sensación en el estómago que no gusta nada porque sientes la necesidad de comer algo para evitar una pájara , en los avituallamientos hay fruta o frutos secos . Como tengo alergia a la fruta no me queda otra que los frutos secos . Me quito el hambre . En el km 26 las piernas ya me están diciendo que algo no va bien, que hay dolores, intento rebajar el ritmo y no pensar . Sólo correr , sólo disfrutar . Paso el km 30 y empieza la última serie de 10 km . Eso es lo que hago para autoengañarme... divido el maratón en 4 series de 10 . Así es mas fácil mentalmente .

En el km 35 con las piernas muy cargadas y un ritmo bajo noto que el estómago me pide una parada , es decir, lo que viene a ser un apretón .... Veo un bar y al baño... entro tan rápido que el camarero se da cuenta de lo que pasa y no dice nada ... salgo esperando que sólo haya sido un susto ... sigo corriendo y en el 37 vuelvo a tener otro apretón... da la casualidad que paso por mi hotel , y entro a usar el servicio, la cara de la recepcionista viéndome pasar a toda prisa fue graciosa .

Salgo y trato de mentalizarme que sólo quedan 5 km para llegar a la meta . Ahí empieza esa pelea entre cabeza y cuerpo , donde la cabeza quiere apretar y llegar cuanto antes a meta y las piernas dicen que no, que no pueden más. Además el estómago no estaba del todo fino . Por tu cabeza en ese momento te pasan muchas cosas , nunca abandonar, pero sí que piensas en ponerte a andar para sufrir menos , o empiezas a preguntarte qué haces ahí solo , incluso el por qué haces tantas locuras , o si te merece la pena esos dolores . Son momentos de bajón, que con una llamada , mirando una foto o calmándote les encuentras respuesta fácilmente . TODO MERECE LA PENA , es fácil meterte en un bucle negativo en ese momentos, pero sinceramente, en el km 38 de un maratón , en Donosti, haciendo lo que más me gusta , se puede estar De bajón?? Tomi te das cuenta la suerte que tienes de poder estar aquí disfrutando de un maratón?? Y entonces todo lo que parece malo se convierte en bueno, y donde había sufrimiento ahora hay energía , y donde había bajón ahora hay subidón .

Pero es que eso es la vida , saber caerte y levantarte , saber que las ostias vienen , las recibes y las transformas . Saber que tengo una princesa detrás de mí que me da fuerza y que sólo por eso ya tengo 100000 de motivos para continuar . Porque ella y su familia me demuestran que hay que seguir adelante , que hay que superar todo . Y de repente llegas al último km de 91 maratón y sonríes , y a falta de 50 metros besas el tatoo y cruzas esa meta que parecía tan lejos .

Y según cruzas la meta andas 10 metros y te pones a llorar como un niño pequeño, como si fuera tu primer maratón , como si nunca hubieras sentido esa sensación de dolor, felicidad, emoción . Pero que es algo inexplicable y que espero nunca deje de sentir .. Y es que la vida son momentos, son esas imágenes que se te quedan para siempre ... es darte cuenta que el sí quiero siempre gana al no puedo .

Esta claro que cada vez estoy más cansado ... y más cargado de piernas , y más lento ... pero al final da lo mismo .... Lo que importa es terminar una carrera más, seguir difundiendo el síndrome de Rett , seguir demostrando a la gente que se puede conseguir todo lo que uno quiere . Y sobre todo este va dedicado a mi princesita Berta que me sigue dando fuerza y ayudándome a ser mejor persona .

Porque de eso se trata, más allá de acabar o no carreras, de conseguir o no retos, lo importante es ser buena persona, es ayudar en lo que puedes, en ser feliz con lo que haces .

En unos días maratón de Valencia .....